SAVOCA

SAVOCA

LLEGADA A SANTIAGO DE COMPOSTELA

LLEGADA A SANTIAGO DE COMPOSTELA

BELLA VENECIA

BELLA VENECIA

CUZCO

CUZCO

lunes, 4 de junio de 2018

Abadía de Melk - Ciudad del valle del Wachau

Melk, Austria, es una de las ciudades más interesantes del valle del Wachau. Una pintoresca y encantadora localidad en la que se puede respirar la esencia de la Baja Austria y disfrutar de un espectacular monasterio que desde hace siglos cautiva a los visitantes de esta ciudad. Sin duda, la Abadía de Melk es el lugar más famoso y vistoso de la ciudad. Su situación, sobre una colina que domina el curso del Danubio, hace que este monasterio sea claramente visible desde la cubierta de su crucero fluvial. Ya desde lejos podrá apreciar el ornamentado estilo barroco del templo que le enamorará. Aunque el aspecto actual sea del siglo XVIII, el monasterio existe desde el siglo XI cuando se regaló a los monjes benedictinos un antiguo castillo. Desde entonces se convirtió en uno de los centros religiosos más importantes del centro de Europa. Como prueba de ello, Umberto Eco en su archiconocida novela El nombre de la Rosa, sitúa a uno de sus protagonistas, el joven Adso, como nativo de Melk. Turísticamente hablando, en la Abadía de Melk, Austria, destaca la iglesia, decorada con coloridos frescos que le dejarán boquiabierto. Tampoco puede perderse la visita a su impresionante biblioteca que, en la Edad Media, era una de las más importantes del mundo por su impresionante colección. En este templo del saber podrá encontrar numerosos manuscritos medievales y también numerosos frescos que decoran las estancias y que parecen ir en concordancia con la solemnidad del lugar. Por supuesto, la abadía de Melk también ofrece un espléndido patio y diversas dependencias transformadas en museo que le permitirán perderse en uno de los lugares más interesantes de su crucero por el Danubio. No pierda la ocasión de disfrutar del parque que rodea al monasterio y que está salpicado de estatuas férreas. Desde aquí podrá disfrutar de una panorámica espectacular del curso del Danubio y la ciudad de Melk bajo sus pies. De camino a la abadía podrá sumergirse en las encantadoras callejuelas de Melk, que serpentean por la colina ofreciendo al visitante un paisaje urbano cuidado que le trasladará siglos atrás en el tiempo. No se pierda la plaza del Ayuntamiento o la Hauptplatz, ambas rodeadas de preciosos edificios históricos que bien merecen pararse para contemplarlos.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA RIOJA

LA RIOJA